Reclutamiento y selección de personal

¿Cómo hacer una entrevista laboral eficaz?

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text ¿Cómo hacer una entrevista laboral eficaz?

Autor:

Buk

La selección de personal es una de las tareas más representativas del departamento de Recursos Humanos de una empresa. El objetivo es encontrar el perfil adecuado para una posición determinada y hay muchos factores que se valoran y ponen sobre la mesa a la hora de decidir. La experiencia, las capacidades cognitivas y de trabajo en equipo o la actitud en las relaciones sociales son parámetros que se evalúan para encontrar el equilibrio perfecto en una decisión que puede tener una influencia decisiva sobre el rendimiento de la empresa.

 

La importancia de una entrevista de trabajo

Su valor es capital, pues es el proceso mediante el cual se selecciona a los trabajadores que formarán parte del equipo de trabajo. El riesgo radica en varios aspectos. Por un lado, la elección de un candidato que no cumple con los requisitos adecuados para cumplir con las funciones puede alterar la optimización de los recursos en una empresa. Por otro, está el coste de oportunidad de una mala elección. Es decir, la decisión en un proceso de estas características implica elegir entre un amplio abanico de candidatos. Y esto significa rechazar a candidatos que, quizá, podrían haber funcionado correctamente en la posición laboral que es objeto de dicho proceso. El coste de oportunidad se refiere al riesgo de perder a otras opciones que sí que cumplirían correctamente. La marcha atrás es posible con un candidato mal seleccionado, pues el despido es un recurso legal y disponible para los jefes y profesionales de Recursos Humanos; pero la oportunidad de contratar a otra persona puede perderse si él o ella ya ha encontrado un puesto laboral en una empresa diferente.

 

La planificación, diseño y ejecución correcta de una entrevista de trabajo es fundamental para conseguir los mejores resultados. Ésta es una materia que ha ganado mucho protagonismo en las últimas décadas. Se han dejado atrás los procesos tediosos o la selección manual que se limitaba a una entrevista personal a cada candidato. Ahora la elección se configura en torno a un largo y complejo sistema en el que la tecnología sirve de gran apoyo. Hay herramientas digitales que tienen una enorme utilidad en las funciones de filtrar, de acuerdo con los objetivos iniciales, para optimizar el proceso y conseguir que los candidatos mejor preparados lleguen a las últimas fases.

 

¿Cuáles son los tipos de entrevistas y cómo elegirlas?

El listado de tipos de entrevistas de trabajo es muy amplio, hasta el punto que se contabilizan doce diferentes, en función del espacio donde se realiza, el número de participantes, la estructura o el objetivo. La reunión puede ser presencial, cuando ambas partes están sentadas una delante de la otra en una sala; o a distancia, un formato que ha ganado mucho protagonismo en los últimos años. Los programas de comunicación en ‘streaming’ lo facilitan. La complejidad sube con los modelos de entrevistas de trabajo que se organizan según la cantidad de entrevistados. Puede ser individual, cuando hay un único candidato, y ésta siempre se realiza en alguna fase del proceso. La entrevista en panel también es individual, con la diferencia de que el entrevistado recibe preguntas de varias personas y cada una de ellas ofrece una perspectiva diferente. Este sistema se utiliza en las últimas fases de la selección. Al igual que la entrevista encadenada, que es muy similar a ésta última con la diferencia de que las preguntas se realizan en días o momentos diferentes. En la entrevista en grupo participan varios candidatos en la misma conversación y es común para aquellos trabajos en los que hay una importante implicación de la función colectiva.

 

La entrevista también puede ser estructurada si es igual para todos los candidatos o desestructurada cuando no es el caso. Un sistema mixto combina ambas modalidades y es la más frecuente, pues tiene una base general y preguntas adaptadas a las características de cada candidato. El objetivo del proceso define a los tres últimos tipos de entrevistas. La de competencias quiere encontrar las capacidades del candidato, en las de tensión se exponen situaciones complicadas que requieren de una reacción determinada y las entrevistas de creatividad muestran el apartado más creativo e ingenioso.

 

 

Prepárate para ejecutar las entrevistas

El primer paso en la correcta preparación de una entrevista de trabajo es estudiar previamente al candidato, pues solo si conocemos bien su experiencia, formación y aptitudes se puede fijar una pauta determinada. La preparación de las preguntas y el formato de la entrevista también necesita preparación. Hay que llegar a la reunión con los deberes hechos, pues la improvisación no es aquí una buena idea. En ese sentido, es una medida eficaz la adaptación de las preguntas a las características del candidato, siempre bajo el telón del tipo de trabajo que se ofrece en la selección. Otro aspecto que tiene mucho valor en una entrevista de trabajo es la comunicación no verbal, que pretende conocer la respuesta a partir de los gestos. Formarse en este aspecto puede servir de gran ayuda.

 

CTA-3-Sep-29-2022-06-10-25-01-PM

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog