Agenda una Llamada

y cuéntanos en que podemos ayudarte.

Clima Laboral

¿Cómo implementar una estrategia de inducción en tu empresa?

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text ¿Cómo implementar una estrategia de inducción en tu empresa?

Autor:

Buk

A diferencia del onboarding, la inducción tiene una naturaleza más informativa. Con ella, se busca orientar a los nuevos talentos en los primeros días de trabajo. A pesar de ser un proceso un poco más simple y con acciones de corto plazo, este no deja de ser relevante para que el trabajador conozca más de la empresa y el rol que desempeñará dentro de ella.


En esta nota, te contaremos más sobre este tema.

 

La estrategia de inducción laboral

El propósito de elaborar una estrategia de inducción es mostrar a la nueva incorporación que su llegada es importante y que hay una gran predisposición por parte de sus compañeros de integrarlo al equipo.


Si bien es cierto, esta labor ha quedado reservada de forma exclusiva para el trabajador y un círculo muy cercano, como el responsable de su área, las empresas tienden, con más frecuencia, a dar una especial importancia a este proceso y realizan planes estratégicos determinados que abarcan a un alto número de miembros y que tiene como objetivo hacer sentir “como en casa” a la persona que empieza en un nuevo lugar de trabajo. Esta estrategia de inducción no solo busca que el recién llegado se encuentre en las mejores condiciones para iniciar sus funciones. También, pretende que este se informe e interiorice las características y la identidad de la empresa con la que ha firmado un contrato.

 

Etapas de una estrategia de inducción

La estrategia de inducción en una empresa abarca diferentes fases. Primero se inicia con la firma del contrato y se finaliza con un seguimiento exhaustivo de los logros alcanzados.


La elaboración de dicha estrategia recae en el área de Gestión de Personas, que es la encargada de liderar y supervisar este proceso de incorporación.


El recibimiento es importante, pues pese a que el primer día suele estar asociado a temas administrativos y burocráticos, las empresas que quieren llevar a cabo una acción de inducción buscan brindar una bienvenida acogedora. De esta manera, se muestra al nuevo talento la importancia de su llegada.


El siguiente paso en la estrategia de inducción es responder a sus cuestiones y entregarle un formulario con toda la información que le pudiera resultar útil. Una presentación personalizada del departamento donde él o ella trabajará, así como del resto de áreas, es crucial para que conozca de cerca la estructura de la compañía y pueda tener un primer acercamiento a sus compañeros.

La integración en los diferentes equipos que forman la organización es otra de las fases de esta estrategia. Para ello se puede recurrir a juegos enfocados en fortalecer la confianza y cercanía. Por otro lado, no hay que olvidar la formación del trabajador en sus nuevas acciones diarias. En ese momento, se requiere material adecuado para que optimice todas sus tareas. 


El seguimiento de cada uno de los pasos es valioso, porque solo así podrás conocer la evolución y si hubiera que repetir alguno de ellos.

 

¿Cuáles son sus beneficios?

Los beneficios de una estrategia de inducción abarcan tanto al sujeto de dicho programa como al resto de compañeros, ya que ellos también se convierten en usuarios indirectos. La notable reducción de los tiempos de adaptación es la primera evidencia, pues el colaborador comenzará a desarrollar sus tareas de una forma más eficiente desde el inicio.


La motivación aumenta, lo que se traduce en mayores niveles de productividad, que es el fin último de cualquier compañía. Además, una buena bienvenida hace sentir mejor a una persona, de manera que la reciprocidad con respecto a la empresa se vuelve óptima. En ese sentido, resulta más fácil mantener a los colaboradores con más talento, ya que la imagen que tienen sobre el trabajo es positiva y su compromiso aumenta.

 

¿Qué mejora trae a tus colaboradores?

Confianza, tranquilidad y productividad. Son algunas de las palabras que definen las mejoras que una estrategia de inducción aporta a los miembros de una compañía. Los colaboradores tienen la sensación de que sus líderes no los dejan solos frente a las dificultades y que responderán ante cualquier conflicto que pudiera surgir. El contexto de trabajo es muy positivo y esto tiene como resultado un funcionamiento óptimo de la empresa.


Como has podido observar, establecer una estrategia de inducción cuenta con diferentes aspectos positivos. Te recomendamos que dentro de tu proceso de onboarding puedas incorporar también acciones de inducción que ayuden a mostrarle sus funciones y los objetivos que tienen en tu empresa.

 

Cabe mencionar que con Buk puedes realizar diferentes acciones relacionadas con tu área de gestión humana: calcular la plantilla, crear evaluaciones de desempeño, elaborar encuestas libres y de clima organizacional, capacitar a tus colaboradores y mucho más.

 

Te invitamos a conocer más de Buk aquí.

 

¿Cómo implementar una estrategia de inducción en tu empresa? CTA

 

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog