Gestión de personas

¿Cómo manejar una renuncia o un despido laboral en tiempos de crisis?

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text ¿Cómo manejar una renuncia o un despido laboral en tiempos de crisis?

| 3 Minutos de lectura

| Publicación junio 4, 2024| Última actualización junio 4, 2024


Síguenos

La gestión de recursos humanos en tiempos de crisis es un desafío para cualquier organización. En estas situaciones, que pueden darse por crisis económicas, falta de liderazgo en la empresa o algún problema grave de reputación de la organización, la renuncia de un colaborador o el despido laboral pueden ser inevitables. 

 

Por ello, es fundamental abordarlos de manera adecuada para minimizar el impacto negativo en el equipo y en la empresa. A continuación, te presentamos algunas estrategias y recomendaciones para manejar de manera eficaz una renuncia laboral o un despido en tiempos de crisis.

 

3 claves para gestionar una renuncia laboral

 

  • Comunicación empática y asertiva: La comunicación es crucial en cualquier proceso de renuncia laboral, especialmente durante una crisis. Es esencial que el líder o responsable de recursos humanos mantenga una comunicación empática y asertiva con el colaborador que decide renunciar. Escuchar activamente sus motivos, mostrar comprensión y mantener una actitud respetuosa ayudará a que la salida sea menos traumática y a conservar una buena relación con la persona que se va.

 

  • Planificar el proceso de transición: Una vez que se ha comunicado la renuncia, el siguiente paso es planificar de forma adecuada el proceso de transición. Esto incluye identificar las tareas y responsabilidades del colaborador saliente, delegarlas temporalmente o encontrar un reemplazo adecuado. También, considera elaborar un calendario claro para el traspaso de conocimientos y proyectos en curso, para que se garantice la continuidad del trabajo y minimizando el impacto en el equipo.

 

  •  Cuidar al equipo y su clima laboral: La renuncia de un miembro del equipo puede afectar el clima laboral. Por ello, es importante cuidar al resto del equipo, manteniéndolos informados y apoyándolos durante el proceso de transición. Organizar reuniones de seguimiento y ofrecer espacios para expresar inquietudes son algunas acciones que puedes realizar para que tu grupo de trabajo se mantenga consolidado. 

Recuerda que también es importante felicitar y valorar el trabajo realizado, esto generar que tus colaboradores estén motivados y fortalece el sentido de pertenencia en la empresa. Esto lo puedes hacer de forma fácil, usando un software integral de Recursos Humanos como Buk, que cuenta con un módulo de Reconocimiento. Esta herramienta te permite reconocer su trabajo asociando dicha felicitación con los valores y competencias de tu empresa. 

 

3 puntos a tener en cuenta para  gestionar un despido laboral

 

  • Procedimientos legales: En tiempos de crisis, puede ser necesario realizar despidos laborales. Es fundamental que estos se lleven a cabo siguiendo todos los procedimientos legales vigentes. Asegurarse de cumplir con las normativas vigentes en materia laboral evitará problemas futuros y protegerá a la empresa de posibles sanciones. Te recomendamos apoyarte en el área legal de la empresa o contar con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho laboral para garantizar que todos los pasos se realicen correctamente y dentro del marco normativo. 
  • Comunicación empática y transparente: Al igual que en el caso de una renuncia, la comunicación empática y transparente es esencial durante un despido laboral. Por ello, como responsable del área de recursos humanos debes comunicar la decisión de manera clara, respetuosa y comprensiva, explicando los motivos del despido y respondiendo a cualquier pregunta que el colaborador pueda tener. Ten presente que ofrecer una explicación honesta y directa de la decisión que se ha tomado, puede ayudar a mitigar el impacto emocional y a mantener una relación profesional en buenos términos.

2.3 Apoyo emocional post-despido

 

El despido puede ser una experiencia emocionalmente difícil para el colaborador afectado. Por eso, es importante ofrecer apoyo emocional post-despido. Esto puede incluir proporcionar acceso a servicios de consejería, apoyo en la búsqueda de un nuevo empleo o referencias laborales. Mostrar empatía y apoyo hacia la persona que es despedida no solo es una práctica humana y ética, sino que también puede proteger la reputación de la empresa y demostrar un compromiso con el bienestar de todos sus colaboradores, incluso en los momentos más difíciles.

 

Como has podido ver, para manejar una renuncia o un despido laboral en tiempos de crisis, se requiere de una comunicación empática, planificación y un cuidado especial tanto del colaborador que se va como del equipo que permanece. Seguir estas recomendaciones ayudará a tu empresa a gestionar estos escenarios con mayor eficiencia y humanidad, lo que contribuirá a conservar un entorno laboral saludable y cohesionado.

¡Hola! Soy María Gracia. Soy comunicadora, busco transmitir información útil para que las personas estén al tanto d...

¡Déjanos tu comentario!

Artículos relacionados