Gestión de personas

Roles de Recursos Humanos en la Gestión del Cambio

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text Roles de Recursos Humanos en la Gestión del Cambio

Autor:

Buk

Recursos Humanos es una pieza vital para la gestión del cambio en cualquier empresa. Ahora, que los negocios están dando el salto con rapidez al panorama digital, que se están acostumbrando a la nueva normalidad, al teletrabajo y a las colaboraciones a distancia y por nuevos canales, el departamento de RRHH debe estar al pie del cañón en todo momento y saber despuntar en varios roles que son suyos. ¿Cuál es exactamente su papel en la gestión del cambio? Vamos a verlo.

 

Roles tácticos

Los roles tácticos del departamento de RRHH afectan principalmente a los campos administrativos y de colaboración. Este es uno de los principales pilares de la organización de la empresa, ya que implica conseguir más rápidamente una más que necesaria automatización de procesos y una mejora en la comunicación a nivel interno. De este rol depende que el trabajo sea más eficiente una vez establecida la nueva gestión de la empresa. Sobre todo si se va a instaurar el teletrabajo como nuevo estándar.

Recursos Humanos debe hacer especialmente la que es su labor clave: escuchar a todo el equipo, transmitir y responder a sus inquietudes y dudas, dejar claro que todo se está haciendo lo mejor que se puede y, por supuesto, prestar mucha atención a las sugerencias que puedan llegar. A veces, gracias a esto, se pueden plasmar otras mejoras y cambios que ayuden a dar un gran impulso al negocio.

 

Rol Administrativo

En el campo administrativo, el papel de RRHH radica gira en torno a todas las tareas habituales de su departamento. Debe encargarse de que no haya problemas para facilitar el desarrollo de los colaboradores de la empresa, a generar un clima laboral agradable y a evitar problemas por impagos. Las cuentas deben estar al día, y eso es algo que forma parte esencial del rol administrativo de RRHH en la gestión del cambio.

 

Rol de colaboradores

Una empresa no depende solo de sus colaboradores; ellos también tienen un papel importante en su evolución y cambio. En este sentido, el equipo de RRHH tiene la obligación de estar al tanto de las necesidades y posibilidades de cada talento, debe ofrecerles una atención personalizada y demostrarles que la empresa los escucha, los tiene en cuenta y valora lo que aportan.

 

Roles estratégicos

Tras todo lo anterior, hay que hablar de los roles estratégicos de RRHH en la gestión del cambio en una empresa. Aquí la prioridad es establecer un plan que garantice una transición fluida y con buenos resultados, una que tenga en cuenta todos y cada uno de los pilares de la empresa, sus posibles escenarios futuros y, por supuesto, todas sus fortalezas y debilidades previas al cambio.

 

Rol comunicacional

La comunicación es fundamental, es algo que ya hemos subrayado. Hay que ser transparentes con el estado actual de la empresa y con su posible estado en el futuro y, a la vez, es vital saber delegar responsabilidades y dar a los trabajadores los papeles que les correspondan a nivel de gestión, de administración o incluso de seguridad. Todo cambia constantemente, y para poder adaptarse bien, es imprescindible que la comunicación no flaquee nunca.

 

Rol de partner estratégico

El área de RRHH debe ejercer como socio estratégico para la empresa. Tiene que saber cómo seguir ofreciendo a los colaboradores el liderazgo que necesitan, incluso en un mundo tan cambiante y distinto, continuar aprovechando sus habilidades y destrezas y tener en claro cómo gestionar presupuestos.

 

Tips para lograr un buen manejo de roles

Para que haya un buen manejo de roles, el equipo de RRHH de la compañía necesita cumplir varios puntos bastante claros:


Capacidad de anticipación: es necesario entender a la perfección el contexto actual del negocio y del sector, como también ver con antelación las tendencias que empiezan a formarse. Saber cómo han afectado los cambios a otras empresas, o cómo los han afrontado, ayuda mucho a seguir una estrategia más eficaz. La preparación debe ser absoluta, y para eso hay que tener en cuenta a todos los agentes implicados (colaboradores, socios, clientes, otras compañías...). Asimismo, es vital ver cuáles pueden ser los escenarios futuros para asentar las bases que garanticen la máxima estabilidad y eficiencia cuando estos lleguen.


Buena comunicación: todo el mundo debe tener muy claro cómo son los cambios y en qué les afectan. Para eso, es primordial que RRHH haga gala de una comunicación fluida y clara, sin lenguajes enrevesados y sin ocultación de datos. Serán necesarias nuevas alianzas para la empresa, más trabajo en equipo y por supuesto una mayor motivación. Y todo eso pasa por el departamento de recursos humanos y su capacidad comunicativa tanto a nivel interno como a nivel externo.


Dotes de liderazgo: saber guiar hacia el futuro, escuchar a todos los integrantes de la empresa, responder a sus necesidades, plantear retos, premiar los logros, saber enfrentar las crisis, tomar decisiones con presteza y precisión... Sí, todo esto son buenas dotes de liderazgo, y es esencial para que el manejo de roles sea impecable.

 

CTA-2-Sep-27-2022-03-12-39-10-PM

 

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog