Agenda una Llamada

y cuéntanos en que podemos ayudarte.

buk

¿Cómo surgió la modalidad del trabajo remoto en Perú?

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text ¿Cómo surgió la modalidad del trabajo remoto en Perú?

Autor:

Buk

La implementación del trabajo remoto en Perú, ha sido una respuesta ante la compleja situación que tenían muchas compañías para aplicar la figura del trabajo a distancia.


A partir de la pandemia sanitaria de la Covid-19, en Perú, se creó el instituto jurídico del "trabajo remoto" Perú, como un formato a distancia lo suficientemente flexible para posibilitar que los empleados, siguieran prestando servicios desde sus viviendas, o lugares de confinamiento previstos en la norma.


Con antelación a la crisis sanitaria, el teletrabajo solo era usado por 4000 de 5 millones de trabajadores registrados en planilla.
Pese a tener semejanzas con el trabajo modalidad remoto, el teletrabajo posee ciertas características que han complicado su implementación o afectado su difusión. Como la necesidad de contar con un acuerdo de los trabajadores para incorporarlo a su vida diaria, la obligación de compensar gastos en cabeza del empleador, por ejemplo, la conexión a internet, y las eventuales responsabilidades del empleador en seguridad y salud, entre otras.


Con ello en cuenta, y a razón de las restricciones derivadas por la propagación del virus, apremiaba disponer de un régimen menos estricto que el teletrabajo. Así, surgió el trabajo remoto, que posibilitó a los empleadores modificar, de forma unilateral, el sitio de prestación de servicios, sin la obligación de compensar gastos vinculados.

 

Aspectos a tener en cuenta en el teletrabajo

Para precisar estos aspectos, debes tener presente la realización de evaluaciones sin perjudicar a tu equipo, ni a tus clientes.
Amerita que te asesores por un abogado para no infringir las leyes laborales, que pueden ocasionar multas si no conoces la correcta implementación del teletrabajo en Perú.
Entre los principales aspectos del teletrabajo en Perú, cabe destacar:

 

Jornada de trabajo: Acordarla por escrito.

Derecho a la desconexión: Aplicable fuera de la jornada laboral, sin perjuicio de emitir notificaciones al empleado cuando se considere necesario, debiendo el mismo, responder.

Tareas de cuidados: Acreditando el cuidado de personas a su cargo, los empleados podrán disponer de horarios permitidos con estas tareas y/o interrupción de su jornada laboral, comunicándose de forma escrita.

Reversibilidad: Derecho establecido para aquellos operarios que pasarán de la modalidad presencial al teletrabajo. La reversibilidad solo será aplicada en el marco de la buena fe, debiendo existir causa razonable y sobreviviente.

Elementos de trabajo: Tanto equipamiento como herramientas laborales, deben ser suministradas por el empleador, o en caso contrario, compensarse la utilización de herramientas genuinas del empleado.

Gastos de conexión: Se contemplan los gastos y consumo de los servicios vinculados a la prestación laboral, costo que no formará parte de la remuneración del trabajador.

Accidentes de trabajo: Aquellos acaecidos en el lugar, jornada y con motivo del teletrabajo, se presumen como tales de conformidad con la Ley de Riesgos del Trabajo.

 

¿Qué dice la ley?

En el derecho constitucional de Perú, la modalidad del teletrabajo está relacionada con las políticas públicas de Gobierno Electrónico.
El sustrato legal se apoya en los artículos 22 y 23 de la Carta Magna, que refieren el acceso a ejercer una actividad laboral digna y acorde con las condiciones de la Nación, y a la negativa de ser despedido, no existiendo causa razonable y justa, respectivamente.


Asimismo, la ley 30.036, establece en términos generales que, el teletrabajo queda tipificado por la norma citada, a los fines de regular su práctica de una forma socialmente justa y entregar los instrumentos elementales para su apropiado desarrollo.


Por otra parte, la legislación peruana también incorpora el carácter reversible y voluntario del teletrabajo, en concatenación, con la aceptación necesaria en cabeza del empleador.


Su aplicación involucra a todos los trabajadores que se encuentren encuadrado en esta modalidad, y que presten servicios dentro del país, así como a aquellos que hayan sido contratados en Perú, pero lleven a cabo sus actividades en jurisdicción extranjera.


Finalmente, se destacan las consideraciones especiales para la población vulnerable. En estos casos, se brinda trato preferencial que incorpora garantías para adultos mayores, mujeres gestantes y familiares directos de pacientes con padecimientos crónicos.

 

Ventajas del teletrabajo en tu empresa

Sin dudas, esta modalidad de teletrabajo, ha venido para quedarse en muchas compañías. Por eso, es necesario que conozcas los beneficios para la empresa:

Costes menores: Posibilita disminuir los montos de infraestructura en las instalaciones, con la posibilidad de ahorrar espacio.

Candidatos formados: Los procesos de selección del personal, posibilitan conectar con candidatos mejor formados, estableciendo relaciones de trabajo a distancia.

Retención del talento: Desde una perspectiva corporativista, esta modalidad fideliza a los profesionales más prestigiosos que valoran esta manera de colaboración, aspirando a una mejoría en la calidad de vida.

Eficacia de los objetivos: La compañía prioriza el trabajo por objetivos, en contraposición de seguir enfocándose en la gestión de tiempo.

Vale destacar, aunque sea relativamente moderna, que se trata de una modalidad de trabajo cuyos resultados, ya son medibles tanto para la empresa como para los trabajadores.

 

Botón de descarga ebook sobre regulación laboral

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog